Viernes 28 a las 17:30 de la tarde salimos del albergue camino hacia la línea de salida en la Plaza de Chamonix. Ya hay muchísima gente sentada en el suelo para reservar una buena posición, nos colocamos más o menos bien. Están 1h diciendo cosas, animando, gritando… “en francés” (no entiendo nada).

La salida repleta de público y 2300 corredores “ultralocos” con un único sueño “Cruzar la meta del UTMB 09”. Suena La conquista del paraíso de Vangelis, cuenta atrás 10, 9, 8, ….. 3, 2, 1 empezamos a trotar muy despacio por la cantidad de gente que hay pero en un par de kms cada uno puede elegir ya su ritmito, rápidamente nos plantamos en la subida a La Charme 1799m, los corredores van muy rápido (me sorprendo, aun queda mucho), va oscureciendo y a lo lejos se ven los picos nevados del Mont-Blanc reflejados por los últimos rayos de sol. Pasamos muchos avituallamientos con gran cantidad de comida de todo tipo y gente animando. Ya es de noche y esta parte de la carrera no la recuerdo bien, me centre en pisar donde debía y seguir a un ritmo constante, subimos un pico con un largo ascenso (Croix du Bonhomme + 1800m) asfaltado al principio y más tarde subimos a otros dos con muchísima niebla y frío (tuve que ponerme la chaqueta y los guantes largos).

La noche se hace dura y larga, por la niebla y el frio intenso

Empieza a amanecer en la larga bajada a Courmayeur (-1250m) las zapatillas me golpean en los dedos gordos y no puedo pisar con comodidad, llego al control (km. 78 – 12:39), me cambio el vendaje, los calcetines y las zapas (todo un acierto, se va el dolor). Tomo un plato de macarrones, cola y relleno el camel (27 min. parado). Sigo subiendo hacia el Refugio Bertone y luego unos 12km donde se puede correr bastante bien (aun con frio en el cuerpo) hasta empezar la subida al Gran Col Ferret 2537m (km. 99 – 17:40), subo cómodo y luego rápido e interminable descenso (-1600m) hasta Praz de Fort con 5km de subida hasta Champex-Lac (km. 123 – 21:08 de carrera), esta subida se me hizo durísima!

Tomo macarrones, salchichón, queso… de todo. Paro muy poco 14min. y sigo, solo faltan 43km con 2800m positivos, casi nada. En la subida a Bovine (bastante técnica)empiezo a estar mareado, tener sueño y no paro de bostezar, en los controles bebo mucha cola para despejarme, en la siguiente subida a Catogne más de lo mismo pero intento seguir como pueda (lo importante es no parar). Bajando a Vallorcine se hace de noche, voy abrigado y con el frontal, nuevamente tomo algo en el control y al salir noto unos temblores por todo el cuerpo, que frío!, decido acelerar el ritmo para entrar en calor ya que solo faltan 17km, hago una subida a Tete aux Vents 2130m muy buena y la bajada aun mejor, paso a mucha gente pero no tengo ni idea en que posición iré.

Veo que voy a hacer un buen tiempo y alargo la zancada, ya estoy en Chamonix, no hay nadie por el pueblo solo mis compis animando (Javi, Victor “lo conseguirás” y Francisco “un Animal”), entro en meta a la 1:28 de la madrugada, esto ya ha terminado, estoy muerto, pies y tobillos destrozados, vaya carrerita dura, durísima, no se terminaba nunca, un auténtico Infierno! Marco un buen tiempo 30:58:28 y al día siguiente veo que he terminado el 98 de la General y el 51 de mi Categoría. Destrozado pero contento, ahora toca Descansar y recordar esos momentos!

¡esto ya ha terminado, estoy muerto, pies y tobillos destrozados!

by Desafío Vicente – Running en Alicante.